Ministerio de Agricultura
Conaf
reserva de campamentos
español Ingles
contacto
Conaf

Travesía al macizo Paine organizada por CONAF entrega importante información sobre circuitos de montaña

19-09-2014

 
Este lunes culminó la Segunda Travesía de Invierno al macizo Paine que se desarrollaba desde el 9 de septiembre en el Parque Nacional Torres del Paine. Sus 16 integrantes llegaron en horas de esa mañana al sector Pehoé, donde fueron recibidos por el Superintendente de la unidad y representantes de los medios de comunicación, que habían cruzado el lago del mismo nombre con dicho propósito.
 
El arribo de los expedicionarios a la Sede Administrativa del parque estaba estimado para las 13:30 horas, sin embargo sufrió un retraso de cuatro horas pues las condiciones climáticas de fuertes vientos y lluvia impidieron el viaje de regreso en la embarcación que cruza el lago Pehoé.
 
Hugo Mercado, guardaparque líder de la expedición, entregó un balance de la travesía, indicando que contaron con muy buenas condiciones desde que el recorrido se inició en Laguna Amarga, como también en los tramos hacia Serón y Dickson. "Hasta llegar a Los Perros no tuvimos problema, el sendero estaba prácticamente seco, con buenas temperaturas de alrededor de 15 grados. Sin embargo, cuando llegamos a Los Perros cambió el clima, tuvimos un poco de nieve en la tarde y al día siguiente no pudimos salir por fuerte viento blanco que nos impedía la visibilidad. Eso nos obligó a quedarnos un día en el lugar, ocupando la jornada de margen que contemplaba el programa para este tipo de situaciones. Al retomar la marcha al día siguiente, también enfrentamos viento blanco en El Paso, pero pudimos pasar sin problemas. Finalmente, a partir del Campamento Paso tuvimos lluvia y agua nieve, y a partir del Refugio Grey, sólo barro", explicó.
 
A su juicio, el grupo se adecuó bien a las condiciones de marcha, logrando un trabajo en equipo que permitió cumplir la ruta exitosamente, en una época que usualmente no se recorre. Al comparar esta travesía con la realizada en agosto del año pasado, que también encabezó, el guardaparque de CONAF señaló que "la vez anterior fue diferente, tuvimos nieve desde la salida de Laguna Amarga hasta Grey. En esta oportunidad, nos tocó entre Perros y Paso lo más complicado, lo cual es normal. Las quebradas estaban sin ningún problema".
 
Federico Hechenleitner, Superintendente del Parque Nacional Torres del Paine, felicitó en el lugar a los participantes y expresó su satisfacción por el cierre exitoso de esta segunda edición de la travesía de montaña, en que el grupo recorrió 94 kilómetros. Añadió que "este año quisimos explorar un mes distinto al del año pasado y las dificultades que encontramos fueron diferentes. Si bien había menos nieve en los senderos, las condiciones climáticas fueron adversas, pues enfrentaron más lluvia y viento. Otra novedad fue que esta vez no pudieron realizar el recorrido de manera ininterrumpida, debiendo esperar un día en Los Perros". 
 
Hechenleitner resaltó de manera especial la información que entregan estas travesías a CONAF, "pues en estos dos años hemos enfrentado situaciones completamente distintas. Eso es parte de lo que queremos establecer, para saber en qué condiciones se puede realizar esta travesía de manera segura a través del año".
 
El circuito que rodea el macizo Paine, también conocido como "O", está abierto a partir de noviembre aunque la mayoría de los caminantes se registran a partir de diciembre. No obstante, indica el Superintendente, "tenemos indicios de que se quiere hacer este circuito durante todo el año".
 
Al igual que el año pasado, CONAF mantuvo un monitoreo permanente de la travesía. "La seguridad es prioritaria en este tipo de actividades, por lo que teníamos al menos un contacto diario para saber en qué condiciones estaban, lo que era comunicado a la  comunidad a través de la prensa y las redes sociales", finalizó Hechenleitner.
 
 
Instancia de entrenamiento y aprendizaje
El Subteniente Robinson Cáceres estuvo al mando de la delegación del Ejército, cuyos integrantes pertenecen a la Patrulla de Rescate de Montaña (Parme) del Regimiento Lanceros de Puerto Natales. Expresó que "si bien habitualmente apoyamos tareas de búsqueda y rescate en el parque, tuvimos la suerte de participar en esta travesía de invierno. Esto nos da un plus para el momento en que debamos trabajar en un contexto más agresivo y también nos permite aunar criterios a la hora de activar una búsqueda. En estas actividades se conocen los protocolos que emplea cada entidad y se pueden ir unificando en pos de brindar una ayuda más rápida. Para nosotros, es una excelente experiencia que nos ayuda a conocer el lugar en distintas condiciones y así poder llegar más rápido a la hora de hacer un rescate".
 
Robinson Cáceres recordó que durante el verano los efectivos de la Parme colaboraron en la búsqueda de Laureano Santos. "Teníamos la esperanza de encontrarlo en algún sector, pero lamentablemente en todo el circuito que recorrimos no detectamos rastro", agregó.
 
Por su parte, el Sargento 2° (IM) Alejandro García, a cargo de la patrulla de la Armada de Chile integrada por efectivos del Destacamento Cochrane de Punta Arenas, expresó que "personalmente fue muy valiosa la experiencia en montaña y como grupo, fue gratificante cumplir sin novedad la misión que se nos impuso". Al ser consultado acerca de lo más complejo del recorrido, acotó que "sin duda fue la nieve en la parte alta de la montaña. Ahí estuvo complicado por el viento blanco, el frío y la altura (1.200 m), pero como decimos los infantes de marina, trabajamos con 'espíritu de cuerpo' y nos apoyamos siempre mutuamente, eso nunca flaqueó. En algunos pasos, el fuerte viento era riesgoso para la vida, pero no fue preciso el uso de cordadas".
 
Uno de los integrantes del grupo de la Armada, el Cabo Primero Ricardo Contreras, participó por segunda vez en esta travesía. Su valiosa experiencia sirvió para adecuar el equipo en esta oportunidad: "Gracias a que nos comentó su experiencia, pudimos realizar algunos cambios en cuanto a alimentación y vestimenta", puntualizó Alejandro García.
 
 
Participantes
Los integrantes de la travesía tenían en promedio 35 años de edad. Durante la marcha cargaron mochilas de más de 30 kilos. En el grupo integrado por guardaparques de CONAF, varios repitieron la experiencia: los guardaparques Hugo Mercado, José Berrueta y César Carmona, así como el guía de montaña Alejandro Marilicán. En esta edición se sumó a esta patrulla el guardaparque Miguel Velásquez.
 
La patrulla del Ejército, al mando del Subteniente Robinson Cáceres, estuvo formada por: Sargento 2° Ricardo Peña, Sargento 2° Ricardo Urtubia, Sargento 2° Óscar Ojeda y Cabo 1° Gonzalo Salazar.
 
El grupo de la Armada fue el más numeroso. Al mando del Sargento 2° (IM) Alejandro García, estuvo integrado por: Cabo 1° (IM) Mauricio Tapia, Cabo 1° (IM) Daniel Ortiz, Cabo 2° (IM) Fernando Jara, Cabo 1° (IM) Ricardo Contreras y Soldado 1° (IM) Cristopher Trigo.
 
Fotografías: Hugo Mercado y CONAF Magallanes.