Ministerio de Agricultura
Conaf
reserva de campamentos
español Ingles
contacto
Conaf

CONAF realiza positiva evaluación de sistema de reservas para acampar en Parque Nacional Torres del Paine

14-02-2015

 
Desde el 15 de enero pasado es necesario reservar un cupo para pernoctar en el Campamento Torres, una de las tres áreas de acampar liberadas con que cuenta el circuito Macizo Paine, en el Parque Nacional Torres del Paine (las otras son campamentos Italiano y Paso).
 
De acuerdo al procedimiento, actualmente en marcha blanca y evaluación, las reservas deben realizarse personalmente en cuatro posibles lugares, con un máximo de cinco días de anticipación: Portería Laguna Amarga y Campamento Italiano en el Parque Nacional Torres del Paine, Oficina Provincial de CONAF en Puerto Natales (Baquedano 847) y Oficina Regional de Áreas Silvestres Protegidas de CONAF en Punta Arenas (Av. Bulnes 0299). Diariamente existen 80 cupos, los cuales se asignarán por orden de llegada; de no conseguir uno, los interesados deberán considerar acampar en Campamento Chileno o en Camping Las Torres, pertenecientes a la empresa Fantástico Sur.
 
Mauricio Ruiz, Jefe Regional del Departamento de Áreas Silvestres Protegidas, explicó que “es importante aclarar que no se trata de cupos para acceder al mirador Base de Las Torres, sino para pernoctar en el Campamento Torres, que es un área frágil y reducida”.
 
Respecto de la medida aplicada en el Campamento Torres, el Superintendente del Parque Nacional Torres del Paine, Federico Hechenleitner indicó que este sistema de reservas “nos permite asegurar que no lleguen más visitantes de los que ese sitio puede recibir”. A su juicio, la experiencia ha sido exitosa “pues hasta el 12 de febrero se han otorgado un total de 2.220 reservas, la mayor parte de ellas solicitadas en la Portería Laguna Amarga. Nuestra idea es implementar este sistema en todos los campamentos de montaña durante la próxima temporada”.
 
Al respecto, el Gerente de Áreas Silvestres Protegidas de CONAF, Andrés Meza aclaró que este tipo de medidas se orientan a prevenir y disminuir los riegos asociados a la presencia de visitantes “especialmente cuando se trata de ecosistemas de alta fragilidad. La experiencia muestra que todos los actores involucrados tienen un rol que cumplir en esta materia. No se trata solo de utilizar estas maravillas protegidas, sino que también de asegurar que perduren”.